El 9 de marzo cuando Combarranquilla sede Country apenas abría sus puertas al público, un grupo de invitados especiales del FICBAQ llegó contagiando a todos con sus sonrisas; eran los estudiantes del Centro de Educación Especial – CEER y Apanexda. Entre saltos de emoción y la curiosidad de explorar un lugar nuevo para ellos, el tiempo fue pasando hasta que llegó el esperado momento de ingresar a la sala donde estaba esperando el director del Festival Giulliano Cavalli, para darles la bienvenida.

A las 9:00 a.m. inició “Las aventuras de Nuku”, una película colombiana sobre un niño indígena que vive en la última reserva natural y emprende una misión para salvar a su madre y al mundo de las ambiciosas garras de Urrutia. El silencio característico de la sala de la Cinemateca se rompía con frecuencia con las risas y comentarios del público, reafirmando que fue acertada la decisión de hacer un ajuste en la programación para recibir a este grupo con una película con el contenido e idioma adecuado.

“Es una película impresionante”, “¡Me encantó! ¿Cuándo la llevan al colegio?” y “quiero ir a la piscina” – seguida de un pique hacia la puerta- fueron algunas de las reacciones de estos espectadores, que aunque requieren un cuidado especial en su cotidianidad, confirmaron que el buen cine no necesita explicaciones.

Al finalizar la proyección sorprendió la respuesta de un joven que ante la pregunta ¿de qué trató la película? contestó: “Un muñequito que se tropieza con algo”. Ni el director en su sinopsis pudo haberlo explicado con más sencillez, porque “Nuku” en cada una de sus aventuras vivió precisamente eso.

Ver álbum en Facebook

cinapaceer

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Name *
    Email *
    Website